jueves, 19 de mayo de 2011

La formación de la mentalidad sumisa

Quería compartir con todos un libro que me ha fascinado. Tiene unos años pero sigue tan actual como el primer día de su publicación. El título no me dejó indiferente. Quería leer lo que decía y me enganchó. Por ello, recomiendo a todos buscar un hueco para leerlo porque de verdad que merece la pena. Quizás no nos diga nada nuevo pero sí nos hace reflexionar y profundizar sobre ciertas cuestiones. Y más ahora con toda la revolución que hay organizada respecto a la "Democracia real ya".

El libro es "La formación de la mentalidad sumisa" de Vicente Romero. El profesor Ramón Ignacio Correa también hace referencia a esta obra en el siguiente enlace.




El libro se divide en varios capítulos y trata el enfoque desde la enseñanza, la violencia y el entretenimiento. Vicente Romero critica las ideologías y al sistema capitalista y su influencia en las masas. Muestra una realidad que hemos vivido y vivimos actualmente. Las personas son sumisas en contra de sus propios intereses. Existe mucho conformismo social pero habría que analizar porqué lo hay y donde se genera. ¿Porqué las masas son sumisas? ¿Porqué existe el conformismo contraproducente? ¿Somos culpables o víctimas del sistema?

La educación en la escuela, las instituciones, los medios de comunicación, la autoridad... nos inculcan unos valores, unas ideas y nos dirigen. Parece que las autoridades, los que tienen el poder, los que controlan la economía nos sedasen. Sedasen a las masas y nos dirigiesen como a "borregos". ¿Es la pescadilla que se muerde la cola? Desde luego, es una epidemia. No recibimos una educación ni unos conocimientos competentes y adecuados. Y la gran mayoría tiene miedo a lo desconocido y no sabe mirar más allá.


"Por eso, si queremos ser realmente libres, determinar nosotros mismos el curso de nuestras acciones, hemos de identificar primero y superar después los obstáculos que otros ponen para condicionar y determinar nuestras ideas y nuestro comportamiento. Se trata, ni más ni menos, que de un verdadero proceso cognitivo a través del cual podemos verificar hasta dónde son ciertas las convicciones y mitos que nos inculcan a través de la escuela, del trabajo y de los llamados “medios de comunicación".


Es muy interesante leer la reflexión que hace de los distintos tipos de información (cotidiano, periodístico, técnico y histórico) en el capítulo de "La enseñanza". "Ahora bien, como las acciones de una persona marcan el curso de su vida, las informaciones que recibe determinan cómo vive. Las escuelas no sólo hacen hombres de provecho o buenos ciudadanos, sino que también marcan el curso de la vida. De ahí que sólo pueda entender la esencia de la información quien indague su efecto en la vida de las personas". Por eso, la educación es la base de la Sociedad. Necesitamos personas bien educadas. Conscientes. Y no sumisas. Que no se dejen manejar y controlar por las autoridades y el poder. Es cierto, que la economía muevo el mundo pero todos tenemos que poseer el conocimiento, ya que éste nos hará libres. Tendremos limitaciones, pero al menos no ser inconscientes y no estar ajenos a todo. "Que no nos vendan la moto". 


La revolución que se está viviendo estos días antes de las elecciones del 22 de mayo, es una gran prueba de que las personas se están cansando de ser sumisas y de aguantar a los que tienen el poder y a que nos manejen y dirijan. Se ha salido a la calle. Se ha criticado a este movimiento. Se le ha prohibido manifestarse (un derecho constitucional) pero la masa no ha sido sumisa. La masa ha hablado y mejor aún ha actuado. Ha salido a la calle a decir "ya no más". A expresar este cansancio de estar en la sombra y dirigidos por carriles sin voz y sin voto.


La manipulación y el entretenimiento son dos grandes pilares que tienen las autoridades para controlar a las masas. Manipulan la información y hasta nuestras vidas. Lo manipulan todo para hacernos creer lo que a ellos les convenga. El entretenimiento también es un factor clave porque a través del tiempo libre y de los sitios de recreo nos inculcan hábitos, costumbres que vienen con cierta ideología y que nos determina como ciudadanos. 


"Igualdad significa que todos disfrutan de la misma libertad, aun- que, naturalmente, limitada por la cantidad de dinero disponible. Y también aquí se procede sin la presencia de la persona, sólo con la del dinero".


Bibliografía


Romero, V. (2007): "La formación de la mentalidad sumisa". Fundación Fondo Editorial Simón Rodríguez del Instituto Autónomo de Bibliotecas e Información de Miranda. Caracas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada